Todo ser humano tiene, dentro de sí mismo, diferentes estados de ánimo. La importancia de esto, reside en saber gestionarlo de forma certera. Las alegrías, como las tristezas, tienen sus momentos, porque la vida se compone de momentos. Las personas, difícilmente cambiamos. Aunque, podemos hacer cambios en nuestra forma de ser. Podemos crearnos una vida mucho mejor y más agradable, no sólo para [email protected] mismos, también para los demás, fabricando un rayo de luz.

Aprender a vivir sonriendo

Tenemos que aprender a vivir sonriendo. El sufrimiento se alivia con la alegría, como el agua vence al fuego. La tristeza del alma, se calma dibujando una sonrisa de agradecimiento al Universo. El brillo intenso de unos ojos, de mirada limpia, aparta sentimientos obtusos de negatividad, envidia, celos. Sentimientos, que no nos aportan absolutamente nada a nuestras vidas.

Por lo tanto, está en nuestras manos cambiar algunos aspectos de nuestras vidas. Por muy oscuro que se presenté el día, al final, siempre sale el Sol. Podemos aprender a tener un pensamiento positivo, mantener un sentimiento vivo y crear una burbuja de felicidad, donde podamos habitar, resguardándonos de todo lo que no queremos. Sacando todo lo mejor de [email protected], de la vida. No hacer jamás nada en contra de nuestra voluntad y no dejando entrar, a nadie que no queramos.

Fabricando un rayo de luz

Los sentimientos se mueven por el corazón, órgano principal por excelencia. Por eso, cuando el corazón siente, palpita a mil. Como si estuviera bailando zumba. Y cuando el corazón esta sereno, bailamos la más romántica de las baladas, con movimientos gestuales de amor hacia nuestro entorno. Y bailamos para los que están y para los que ya no están. Porque, [email protected] estamos dentro de cada una de nuestras burbujas, sí mantenemos la ilusión. Eso es lo que llamo, fabricando un rayo de luz.

Hasta la próxima.

Si te ha gustado este artículo...

SUSCRÍBETE
Clave7 es para mí un sueño hecho realidad. Un grupo de amigos, una familia, un equipo multidisciplinar de investigación.

0 Comentarios

Deja un Comentario

diecisiete − cuatro =

Información sobre protección de datos: Fernando Álvarez, como responsable del tratamiento de tus datos personales, te informo de que la finalidad de la recogida de estos datos es la de gestionar y responder a tus comentarios, así como el control anti-spam. La legitimación se establece bajo tu expreso consentimiento, al seleccionar la casilla de aceptación de la Política de Privacidad. No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal. Puedes ejercer el derecho de acceso, rectificación, portabilidad y olvido de tus datos personales. Para ejercer estos derechos, puedes ponerte en contacto con nosotros, mediante la siguiente cuenta de email: . Encontrarás una información más detallada en la política de privacidad.