En estos días, la Luna ha sido noticia en numerosos medios de comunicación, tanto en prensa escrita, radio, TV, como en la Red… Los titulares no tienen desperdicio: encuentran una enorme masa de metal enterrada en la cara oculta de la Luna.

Hagamos historia

Según la Teoría del Gran Impacto, hace unos 4.500 millones de años, el asteroide Theia impactó con tanta fuerza en la Tierra que acabó arrancando un pedazo. Por esta razón, ese pedazo acabó convirtiéndose en lo que hoy conocemos como la Luna. El asteroide, del tamaño de Marte, debe su nombre a la mitología griega:  Theia o Tea era la titánide madre de la diosa lunar Selene.

Esta parte que salió despedida de nuestro planeta, se mezcló con los restos de Theia, convertidos en roca fundida tras el gran cataclismo. Los cascotes de la colisión habrían formado nuestro satélite, que pasó 100 millones de años, cubierto por una capa fundida parecida a la lava. Finalmente, esta capa se fue cristalizando en un proceso que habría empujado hacia arriba las rocas más ligeras, que formaron la corteza lunar. El origen de la teoría se encuentra en las misiones Apolo a la Luna: Los astronautas que llegaron en los años 60 y 70 recogieron abundantes muestras, que fueron datadas con mucha precisión midiendo la concentración de isótopos inestables respecto a la de los productos en los que se desintegran.

Cataclismo lunar

Teniendo en cuenta la edad de nuestro satélite, llamó la atención que estas rocas “contaran una historia” en la que aparecía una extraordinaria concentración de impactos, en un periodo de solo unos 150 o 200 millones de años. A mediados de la década de 1970, varios científicos postularon la hipótesis de un cataclismo lunar, en el que la cantidad de impactos de asteroides sobre nuestro satélite natural fue muchísimo mayor que la habitual. Obviamente, un fenómeno semejante no afectaría solo a la Luna: toda la región interior del Sistema Solar también habría sido machacada.

Como resultado, a día de hoy se sigue desconociendo cuál es su composición, más allá de su capa externa.

La enorme “masa de metal” enterrada en la Luna

El lado oculto de la luna siempre ha sido objeto de controversia, especulaciones y teorías científicas…  y ahora alberga un nuevo misterio: los investigadores han encontrado una enorme y desconocida masa de alto contenido metálico bajo la superficie lunar. Es decir: Un asteroide hizo un cráter gigante en la Luna hace miles de millones de años… y los astrónomos acaban de descubrir que hay “algo” grande, realmente grande, enterrado debajo de la superficie; una enorme masa de metal enterrada en la cara oculta de la Luna. Lo más llamativo de la estructura es su masa, que según los científicos es de:

2,18 × 10.000.000.000.000.000.000 kg.

La estructura de esta misteriosa masa se ubica al menos a 180 millas (unos 290km) de profundidad bajo la cuenca Aitken, el mayor cráter de impacto del Sistema Solar, situada en el Polo Sur de la Luna. El objeto ocupa un diámetro de 2.500 km y 12 km de profundidad. Respecto a su composición, el científico de la Universidad de Baylor en Texas, Peter B. James, profesor de geofísica planetaria y autor principal del estudio, explica:

«Imagine que cogemos una pila de metal cinco veces mayor que Isla Grande (la mayor del archipiélago de Hawaii, con una superficie de 10.430 km cuadrados) y la enterramos bajo tierra. Esa es, aproximadamente, la cantidad de masa inesperada que hemos encontrado».

Combinando datos

El equipo de la Universidad de Baylor en Texas, dio con el descubrimiento combinando los datos de dos misiones de la NASA: James y su equipo, cotejaron los datos de la Gravity Recovery and Interior Laboratory (GRAIL), que a lo largo de un año ha medido el empuje gravitacional de la Luna y la Lunar Reconnaissance Orbiter, que lleva casi 10 años orbitando la Luna, estudiando el relieve de la superficie lunar. Con la información aportada, consiguieron medir los sutiles cambios de la fuerza gravitatoria de la Luna, que varía de región a región.

enorme masa de metal en la luna

enorme masa de metal en la luna

Por consiguiente, observaron una notable diferencia entre los resultados de la topografía lunar y el nivel de la gravedad que se esperaría de su masa: la orografía lunar no se correspondía, en absoluto, con el tirón gravitacional que detectaban los sensores. Fue así como, a través de diferentes modelos matemáticos, determinaron que esa gravedad era generada por una masa pesada y gigantesca, oculta debajo de la superficie lunar.

Explicaciones

La primera de las explicaciones es que la “masa adicional”, que no tendría que estar allí, es la del “metal del asteroide que formó este cráter” y que “todavía está incrustado en el manto” del satélite. Los astrónomos todavía no saben a ciencia cierta por qué esa masa está incrustada a tanta profundidad de la superficie lunar, pero estiman que pueda haber llegado allí por el impacto de algún asteroide hace 4.000 millones de años. Y es que por ese tiempo, la Luna sufrió un bombardeo apocalíptico: una violenta lluvia de asteroides azotó su superficie y le dejó profundas cicatrices que perduran hasta hoy. Ese diluvio de meteoritos duró entre 20 y 200 millones de años y, aunque también afectó a la Tierra y a otros cuerpos del Sistema Solar, se lo conoce como el cataclismo lunar.

cráter Aitken

cráter Aitken

«Cuando combinamos los datos de la GRAIL con los del LRO -prosigue el investigador- descubrimos una cantidad de masa inesperadamente grande a cientos de kms bajo la cuenca Aitken. Una de las posibles explicaciones para esta masa adicional es que el metal que contenía el asteroide que formó el cráter sigue ahí, incrustado en el manto de la Luna».

«Sea lo que sea y venga de donde venga», esa enorme y densa masa ha hundido la base de la cuenca más de 800 metros, afirma James. Las simulaciones informáticas de grandes impactos de asteroides sugieren que, si se dan las condiciones adecuadas, el núcleo de hierro y níquel de un asteroide puede dispersarse en el manto superior (la capa entre la corteza y el núcleo lunar) durante un impacto.

Publicaciones

«Hicimos los cálculos y mostramos también que si el núcleo metálico del asteroide que hizo impacto está lo suficientemente disperso, podría permanecer suspendido en el manto de la Luna hasta el día de hoy, en lugar de hundirse hasta su núcleo».

El testimonio de los expertos, recogido en artículo publicado por la revista semanal Geophysical Research Letters, apunta que este material se debe probablemente a la formación del cráter, y podrían ser los restos del núcleo metálico de un asteroide que colisionó hace unos 4.000 millones de años con la superficie lunar y provocó la cuenca. Ese asteroide era probablemente, lo suficientemente grande como para separarse en diferentes capas cuando se formó y con el impacto, produjo un profundo cráter en forma de cuenco en nuestro satélite, con el núcleo metálico de la roca espacial en su interior.

Otras posibilidades

Otra posibilidad que manejan los astrónomos es que la gran masa metálica podría estar relacionada con la última etapa de la solidificación del océano de magma lunar que existió en el satélite hace miles de millones de años. Sin embargo, los expertos no poseen los mecanismos necesarios para determinar con precisión la formación de esta masa metálica. No es lo más probable (por una simple cuestión geológica), pero la incógnita sigue ahí. Lamentablemente, el cráter, y la misteriosa sustancia que se encuentra debajo, no son visibles para los simples humanos terrestres, ya que están, literalmente, al otro lado de la luna.

Otras teorías más conspiranoicas hablan de bases extraterrestres, estructuras alienígenas, la teoría de la Luna hueca e incluso, que nuestro satélite es artificial y fue traída desde otra galaxia (Alex Collier)…

Cráter de Aitken

Aitken es un gran cráter de impacto perteneciente a la cara oculta de la Luna. Está ubicado al sureste del cráter Heaviside y al norte de Van de Graaff, un cráter de aspecto inusual. Siempre ha sido un misterio: la Luna debió impactar con un elemento tan grande, capaz de destrozarla, si no hubiera colisionado de una forma tan concreta.

cráter Aitken

cráter Aitken

El enorme cráter, que tiene forma ovalada, no es visible desde la Tierra porque se encuentra en la cara oculta de la Luna. Según James, la cuenca Aitken, que se formó hace unos 4.000 millones de años es el mayor de los cráteres que existen en el Sistema Solar. Si los ha habido mayores en alguna parte, incluida la Tierra, sus rastros se han borrado, perdidos en la noche de los tiempos.  Según James, la cuenca es “uno de los mejores laboratorios naturales para estudiar eventos de impacto catastrófico, un proceso antiguo que dio forma a todos los planetas rocosos y lunas que vemos hoy”.

“Hay tanto, que no entendemos sobre el proceso exacto que lo formó”, añade Daniel P. Moriarty, geólogo lunar del Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la NASA.

La misión China

Aitken es un lugar de gran interés científico. No en vano, China está centrando allí gran parte de los esfuerzos de su actual misión en la cara oculta de la luna. Desde principios de año, un robot enviado por China, el Yutu-2, se encuentra en la citada cuenca. Se trata de la primera vez que un artilugio de estas características recorre este territorio y todo el mundo está pendiente de los descubrimientos que hace en su misión, a la que llaman Chang’e 4. Mientras tanto, las primeras noticias ya han llegado. Como resultado, se cree haber encontrado restos del manto lunar, la capa interna de la que hasta ahora no existían evidencias.

Conclusión

Si alguno de los asteroides de esa época fueran en realidad la causa de esta masa, se trataría de un hallazgo muy relevante. Y no sólo por las claves que podría mostrar sobre los impactos de objetos celestes en la superficie lunar, sino porque ofrecería datos importantes sobre cómo era el universo en ese momento. Podría ser una máquina del tiempo y una mina de oro, para los científicos que estudian la historia del universo.

Por lo tanto, el enigma seguirá… porque medio siglo después de llegar a la Luna sigue siendo un enorme misterio aún por descubrir… Y más ahora con la noticia: encuentran una enorme masa de metal enterrada en la cara oculta de la Luna.

 

Fuentes:

Teoría del Gran Impacto

Proyecto GRAIL

Proyecto LRO

Cataclismo lunar

ngenespanol.com/misteriosa-masa-metalica-luna/

xataka.com/que-hay-polo-sur-luna-masa-metal-enterrada-crater-aitken

20minutos.es/una-misteriosa-y-enorme-masa-metalica-enterrada-en-el-lado-oculto-de-la-luna/

ABC.es/ciencia/abci-hallan-misteriosa-y-enorme-masa-metalica-enterrada-luna

rtve.es/hallan-cara-oculta-luna-enorme-misteriosa-masa-metalica/

cnnespanol.cnn.com/hay-una-gran-masa-incrustada-en-el-centro-de-la-luna

sdpnoticias.com/cientificos-encuentran-yacimiento-de-un-extrano-metal-en-la-luna

https://www.bbc.com/mundo/noticias-48590412

ultimahora.es/hallan-misteriosa-enorme-masa-metalica-enterrada-luna

lavanguardia.com/luna-nasa-aitken-ciencia-astronomia

lavanguardia.com/china-mar-lava-cara-oculta-luna

wikipedia.org/wiki/Chang’e_4

baylor.edu/geosciences/

science.gsfc.nasa.gov/bio/daniel.p.moriarty

wikipedia.org/wiki/Aitken_Cráter

agupubs.onlinelibrary.wiley.com/2019GL082252

selenitaconsciente.com

trinityeyes.wordpress.com/conf-alex-collier/

Banner Content
Etiquetas: , , ,
Nacida en Francia por CAUsalidades del Destino y siendo sensitiva desde muy pequeña, tuve la suerte de encontrar a mi "familia espiritual" y compartir con ellos miles de momentos para guardar en la cajita de los dulces ensueños...

Artículos Relacionados

0 Comentarios

Deja un Comentario

13 − 6 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.