A comienzos de este mes de abril, el diario británico The Sun, hace pública una noticia que se propaga como la pólvora en la red. Según el rotativo, el Pentágono publica 1.500 páginas sobre su programa secreto AATIP. Siglas de Advanced Aerospace Threat Identification Program.

El 16 de diciembre de 2017, The New Yorks Times destapa que se habían estado destinando millones de dólares a un programa secreto del Pentágono, para investigar OVNIs. O Fenómenos Aéreos Anómalos, como así los llaman. Apenas dos días más tarde, The Sun solicita, en base al Acta de Libertad de Información, que se le envíen toda información sobre el particular.

Pues bien, tras una larga espera de más de cuatro años, por fin, el rotativo británico, se hace con un informe, cuyo título se traduce cómo “Un Catálogo de Efectos Fisiológicos en Humanos Relacionados con OVNIs”.

Un Catálogo de Efectos Fisiológicos en Humanos Relacionados con OVNIs

John F. Schuessler
John F. Schuessler

Firmado por John F. Schuessler, en 1996, ingeniero aeroespacial y miembro fundador de la Mutual UFO Networks (MUFON). Schuessler, ha sido consultor en materias relacionadas con la carrera espacial americana, durante los años 60 del siglo pasado. En dicho informe, presenta un listado de casos, extraído de la base de datos de esta organización, comprendidos entre 1873 y 1994, donde los testigos fueron víctimas de efectos físicos nocivos, tras entrar en contacto con un OVNI.

En sus 105 páginas, también presenta, en cuatro categorías, los efectos adversos sufridos por los testigos. Estos van desde parálisis, nauseas y vómitos, pasando por lesiones en la piel y cáncer. También, incluyen los casos relacionados con abducciones a mujeres, cuyos efectos colaterales incluyen extraños implantes y un síndrome de pérdida del feto. Este síndrome, se caracteriza por los mismos síntomas que presentaría una mujer, que ha sufrido un aborto.

Apéndice A

Apendice A: Un Catálogo de Efectos Fisiológicos en Humanos Relacionados con OVNIs.

En el Apéndice A, presentado por The Sun, Schuessler detalla un tabla estadística, sobre los la frecuencia en que se dan dichos efectos nocivos, en el listado de casos presentados en el informe. Ahí podemos leer como, en 129 de los casos, los testigos presentan efectos físicos y psicológicos de haber sido abducidos. 5 casos, en los que se describen encuentros sexuales. U otros 5 casos, cuyo fatal desenlace acaba en la muerte del testigo.

Schuessler asegura que estas muchas de estas lesiones se produjeron por proximidad o exposición a un vehículo anómalo. Como las derivadas de la radiación electromagnética, así como quemaduras por radiación o daño cerebral.

El Pentágono publica 1.500 páginas sobre su programa secreto AATIP

Este informe fue, aparentemente, solicitado por el Pentágono, a MUFON en 1996. Pero, forma parte de los 1.500 documentos desclasificados recientemente, que están relacionados con el Programa Avanzado de Identificación de Amenazas Aeroespaciales (AATIP), que estuviera activo entre 2007 y 2012. Este programa, era dependiente de la Agencia de Inteligencia para la Defensa. Y, teniendo en cuenta su contenido, entendemos de la importancia que, el informe del MUFON, debió tener para este proyecto.

La incipiente documentación sobre objetos extraños, que invadían el espacio aéreo norteamericano, a velocidades impensables y maniobras imposibles. Así, podríamos resumir la preocupación que impulsó la creación del citado proyecto secreto. Independientemente de su filiación, estos fenómenos aéreos anómalos, ¿podría ser nocivos para la población?

Confusión en las informaciones

Muchos rotativos han replicado titulares como “Documento del Pentágono asegura que una mujer quedó embarazada tras contacto con ovni”. Pero, honestamente, esa no es la verdadera noticia. Tras analizar toda la información sobre este particular, podemos determinar que:

Primero: El informe no es del Pentágono. Fue redactado por uno de los fundadores de MUFON.

Segundo: El caso más reciente, detallado en dicho informe, corresponde al año 1994.

Por tanto, ni se trata de un informe del Pentágono, ni esta organización afirma absolutamente nada con él. Es habitual que, entre la documentación recabada para una investigación concreta, los organismos públicos incluyan informes de diversas fuentes.

A modo de conclusión

El Pentágono publica 1.500 páginas sobre su programa secreto AATIPA. Y entre estos documentos, se encuentra el interesante informe que hizo público The Sun. Por tanto, a mi juicio, el verdadero titular seria ¿Por qué solicita el Pentágono un informe de estas características? ¿Es que, acaso, ya tenía constancia de algún caso similar, en personal militar?

En Clave7, hemos tenido acceso al informe de John F. Schuessler, en inglés, titulado «A Catalog of UFO Related Human Physiological Effects».

¿Qué opinas?

close
Clave7 Contacto
Suscríbete a nuestro boletín. No te pierdas nuestras novedades, programas de radio, investigaciones y kedadas.

Si te ha gustado este artículo...

SUSCRÍBETE
Etiquetas:
Soy Desarrollador Web especializado en WordPress. Webmaster, Gestión de Blogs, Gestión de Alojamiento Web y Dominios. Además, soy Locutor de Radio y Fotógrafo Aficionado...

Artículos Relacionados

0 Comentarios

Deja un Comentario

3 × 3 =

Información sobre protección de datos: Fernando Álvarez, como responsable del tratamiento de tus datos personales, te informo de que la finalidad de la recogida de estos datos es la de gestionar y responder a tus comentarios, así como el control anti-spam. La legitimación se establece bajo tu expreso consentimiento, al seleccionar la casilla de aceptación de la Política de Privacidad. No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal. Puedes ejercer el derecho de acceso, rectificación, portabilidad y olvido de tus datos personales. Para ejercer estos derechos, puedes ponerte en contacto con nosotros, mediante la siguiente cuenta de email: . Encontrarás una información más detallada en la política de privacidad.