Desde Bogotá, Colombia, nos llega esta imagen curiosa y en cierto aspecto, inquietante. Javier C. nos la remite, y nos hace llegar la inquietud que le produce lo que ve en ella. “¿Quién nos mira desde la tele?”. Aquí está: (Imagen de la derecha)

Como se puede apreciar, la intención fue hacerle una fotografía al niño que aparece en ella, cuyo rostro hemos ocultado por razones obvias. Pero lo que asustó a su autor es algo que está detrás. Fíjense en el aparato de televisión. Justo tras el niño, a la derecha (desde nuestro punto de vista) ¿Lo ven? Parece un “rostro”. Veamos una ampliación:

¿Quién nos mira desde la tele? Análisis de Clave7
¿Quién nos mira desde la tele? - recorte

¿Quién nos mira desde la televisión… Nuestro Análisis.

Ahora se aprecia bien. Un rostro realmente grotesco, casi animalesco. Una gran melena oscura y lo que parece más un hocico que una cara. Desde luego es para asustarse, más cuando parece estar mirando de manera amenazante al niño. Pero ante todo, hay que mantener la calma. Por suerte nos hicieron llegar el archivo original con los datos exif sin modificar. No es un montaje. Pero tampoco es nada paranormal.

Esto es lo que realmente ocurrió, basando este análisis en los meta-datos del fichero y en la observación de los detalles de la escena.

Según los datos exiff, el equipo utilizado fue una cámara compacta, cuya marca y modelo omito. La toma fue realizada a 35 mm. Se usó un modo automático de escena. Esto hizo que la cámara tomara los valores necesarios para exponer bien el motivo.

Se trata de una toma de interior, según la hora que aparece en los datos, eran casi las 20:00 de la tarde. Por tanto, deducimos que la iluminación de la estancia, pese a la luz artificial, era escasa. Esto concuerda con la velocidad de obturación, 1/30 s., y con la apertura del diafragma, F3.6, la máxima que alcanza este modelo. Esto causó dos efectos determinados:

¿Quién nos mira desde la tele? - recorte
  1. 1/30 s es una velocidad demasiado baja como para “congelar” la imagen en movimiento. Por eso, se aprecia ese efecto de difuminado. Sin embargo, algo que también está motivado por la escasez de luz para una exposición correcta, saltó el flash. Esto contribuye a estabilizar y congelar el motivo. Pero depende mucho de la sincronización entre el mismo y el obturador. Por eso el difuminado es muy leve… pero existe.
  2. La TV estaba encendida. La luz que emana de ella no es un reflejo del flash ni del entorno. En la imagen se puede apreciar lo que parece un edificio. Como un rascacielos con grandes ventanales. Nos da la impresión de que se trata de una pantalla de televisión convencional, tipo crt.
Fotografía tomada a 1/30 segundos de exposición
Fotografía tomada a 1/30 segundos de exposición
Fotografía tomada a 1/125 segundos de exposición
Fotografía tomada a 1/125 segundos de exposición

Conclusión

En la imagen de la izquierda, tomada a una velocidad de obturación de 1/125 se aprecia una franja negra que parte la imagen emitida en dos. Este es el barrido al que me refiero. Se puede apreciar como en la toma de la derecha no aparece, ya que fue tomada a 1/30 segundos, tal como fue tomada la foto fruto de este análisis.

Dicho de otro modo. La velocidad de obturación usada congeló lo que sea que estuviera retransmitiendo ese canal, eliminando el barrido. Al mismo tiempo, la imagen que se emitía fue lo suficientemente rápida como para no ser congelada del todo. Es claramente un rostro, pero un rostro en movimiento. Ese movimiento fue captado por la cámara y le dejó ese aspecto tan siniestro.

Desde nuestro punto de vista, y pese a lo inquietante de la imagen, no se trata de nada fuera de lo normal. Así que nuestro amigo Javier y su familia pueden estar tranquilos. No es más que un simple efecto fotográfico.

Banner Content
Etiquetas:
Soy Desarrollador Web especializado en WordPress. Webmaster, Gestión de Blogs, Gestión de Alojamiento Web y Dominios. Además, soy Locutor de Radio y Fotógrafo Aficionado...

Artículos Relacionados

0 Comentarios

Deja un Comentario

1 × cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.